UBERízate y rompe con las reglas. Consejos para ser un negocio disruptivo

Uberízate

Ser un negocio disruptivo pasa, por tanto, por la búsqueda constante, el empleo de herramientas sencillas que te ayuden en los procesos y que generen menos coste, además de centrarse siempre en el cliente y ser muy, pero que muy, flexible en los cambios. /Foto: Picjumbo.

Disrupción: dícese de rotura o interrupción brusca. Los negocios están cambiando tanto que hace un tiempo era inimaginable poder alquilar tu casa por unos días y sacar beneficio de ello dentro de una red que sin tener grandes inversiones en comunicación se ha convertido en líder mundial indiscutible del sector Turismo como AirBnB.  Precisamente la frase de Wayne Dye “Cambia la forma de ver las cosas y las cosas cambiarán de forma” encierra mucho de razón y es plenamente aplicable al mundo de la empresa en un contexto como el actual que impone ya un cambio rotundo en la formas.

Empresas como Uber o BBC Taster han mostrado que con los consumidores hay que estar siempre alerta, ser flexibles y evolucionar. Una tendencia que ya algunos le han puesto nombre, como Now, la unidad de innovación y estrategia de la agencia dommo.x en su estudio anual de tendencias. Hablamos de Ubernomics,  para indicar sencillamente a las organizaciones que este es el camino que se impondrá en el futuro retando a las empresas a adaptarse a una realidad en constante mutación, donde  deben esforzarse por estar ‘Always on beta’ asumiendo el riesgo de hacer aquello que los consumidores están demandando. Ya que si hay algo que está influyendo en la creación de este tipo de negocios es la tecnología y no a la inversa, siendo ésta el verdadero factor disruptivo que impulsará la transformación de las organizaciones en los próximos 5 años.

Junto a ello, las grandes marcas deberán abrazar otros movimientos que impactan directamente en el usuario y a los que habrá que sacar beneficios como el Datathuth, que viene a ser como no quedarse sólo en los números y cifras que aporta el Big Data sino que hay que darle valor tangible, como ha hecho Spotify, al acercarnos música acorde a nuestros gustos, contextualizando los datos que recopilan.

El Big Data viene en realidad a facilitar la toma de decisiones aportando utilidad a tu negocio y consiguiendo, con ello, una vinculación más fuerte con el consumidor.

La tercera tendencia señala a que hay que olvidarse de la segmentación. Los datos indican  que la diversificación y la evolución de la población hace que ya no hablemos de edades y sus limitaciones sino de actitud de personas (Postdemografich) y que obligará a las marcas a romper los cánones establecidos. Por ejemplo, existe ya un gran incremento del uso de Internet para actividades relacionadas con la productividad en el segmento de personas más maduras que en  algunos casos llega a superar a la media.

Además las marcas deben  ser agentes de cambio y tomar decisiones, siendo protagonistas y generando una nueva forma de hacer las cosas, como la decisión de Apple de decirle no al FBI. Y sí: el futuro será Tichie, es decir: estará marcado claramente por la tecnología y la programación será crucial.

La fórmula innovación y tecnología tendrá aún mucho más exito en nuestro contexto más inmediato y la ausencia de límites será más que evidente. Off y on no existen y recuerda: internet debe ser el mensaje.

Ser un negocio disruptivo pasa, por tanto, por la búsqueda constante, el empleo de herramientas sencillas que te ayuden en los procesos y  que generen menos coste, además de centrarse siempre en el cliente y ser muy, pero que muy, flexible en los cambios.

Como empresa debes ponerte en la piel de los consumidores, saber qué es lo que esperan y necesitan. Un ejemplo: ¿Qué imagen crees que darás en unos años si sigues apilando archivos en tu oficina o si cuando te piden una información relativa a tu negocio tardas unos cuantos días en encontrarla?

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*