Retos y oportunidades que hay detrás de la era digital. Tendencias claves del trabajo futuro

movilidad

Las empresas deberán a mejorar su capacidad de adaptación a esta nueva realidad teniendo al frente un directivo con más visión de futuro que premie la movilidad.

 Aprovechar los retos y las oportunidades que hay detrás de la era digital serán la base del éxito en el futuro de las organizaciones. Esta es una de las máximas más repetidas en los últimos tiempos y una verdad sin matices ya que vamos hacia un modelo de negocio donde la flexibilidad será la capacidad más importante que una organización puede tener.

La tecnología trae cambios y estos se están viendo ya en los entornos de trabajo siendo cada vez más reales en las operativas diarias de las empresas donde se irá de la centralización a una descentralización de equipos facultados para innovar. El último informe de The Economist Intelligence Unit ha detectado al menos tres tendencias claves sobre las que las empresas deberán mantenerse muy al día. Tendencias que han sido reveladas por un cualificado grupo de expertos académicos y directivos quienes vaticinan los factores que afectarán y darán forma a los entornos de trabajo del futuro en los próximos 10-15 años.

El primer de ellos es Everywere ergonomics o lo que es lo mismo ergonomía integral que indica que a medida que aumenta la digitalización cualquier espacio es ya un posible entorno de trabajo.  La realidad es que la tecnología “se incrustará” en todo nuestro entorno, facilitándonos con ello la vida pero también desdibujando las fronteras entre el ocio, la familia y el trabajo.

Por otro lado la automatización hará que algunos trabajos queden obsoletos y se mantengan aquellos basados en la creatividad y la inteligencia interpersonal impulsando, claro está,  con ello la capacidad que tendrán las empresas para aportar más valor a sus productos. Seremos, por tanto, más eficientes y productivos.

Precisamente uno de los ámbitos que más mutaciones sufrirá en los próximos años será el que afecta a la relación de los trabajadores y los documentos que manejan a diario. Actualmente y cada vez más, los documentos electrónicos integran la mayor partre de los recursos de información de las organizaciones. Contar con un buen sistema de gestión de documentos que soporte las necesidades de la organización y que sea capaz de proveer la información requerida de forma rápida y eficaz, además de proteger los datos en el sistema, será crucial en el futuro y es justo ahí, donde las empresas comenzarán a asumir las ventajas que puede reportar un óptimo sistema de gestión documental.

Por otro lado, las empresas tendrán que lidiar con  una fuerza laboral distinta, promovida por un cambio de generación y eso se traduce a que los directivos deberán estar más atentos a la hora de fomentar el talento de su organización. Una organización que será además más colaborativa y donde el trabajo se realizará en red, no importando el lugar y ahorrando con ello importantes costos. Se tiende, por tanto, a que las empresas deberán a mejorar su capacidad de adaptación a esta nueva realidad teniendo al frente un directivo con más visión de futuro que premie la movilidad.

El lugar de trabajo se convertirá en un espacio, por tanto,  “más fluido, conectado y proclive a la colaboración”, gracias a las exigencias que supondrá trabajar en la era digital.

Publicado en Blog, Gestion documental, Tendencias Etiquetado con: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*