Ser o no ser móvil, esa es la cuestión. Ventajas de ser una empresa Always-on bussines

tecnología móvil

La tecnología móvil incrementa la eficacia, la innovación y la calidad de los productos en las empresas. Foto: Pixabay

¿Qué tal si empezamos este 2015 con un ejercicio? Pero tranquil@,  no vamos a ponerte a correr o hacer flexiones, es mucho más simple. Seguro que si alzas la vista y miras a tu alrededor observarás que los móviles, smarphones, portátiles y tablets se han convertido en compañeros habituales de trabajo. Son las llamadas tecnologías móviles que han llegado para quedarse generando un gran impacto en las organizaciones que irremediablemente están abocadas a cambiar  sus procesos internos.

Tanto, que uno de los atributos de la movilidad señala al extraordinario potencial para eliminar fronteras al permitir a las empresas y profesionales ofrecer sus servicios en el contexto global y por otro, abrir los mercados nacionales al mundo. Pero comencemos por partes…

En primer lugar y contra todo pronóstico,  para que una tecnología esté orientada a la movilidad no necesariamente ha de estar basada en un dispositivo portable, sino que ha de facilitar la movilidad del usuario, tal y como se recoge en el estudio que ha realizado el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, llamado el Impacto de las TIC móviles en España.

En este sentido, las tecnologías móviles incluyen algunas de las aplicaciones orientadas a su acceso ubicuo por parte de sus usuarios, tales como el cloud computing, la administración electrónica o por ejemplo la realidad aumentada y los códigos QR, entre otros.

Pero lo más relevante desde el punto de vista empresarial es que el 84% de las organizaciones considera ya la movilidad como un factor muy importante para impulsar su negocio al incrementar la eficacia, la innovación y la calidad de los productos. Algo a tener muy en cuenta en en los años sucesivos.

Precisamente para las empresas la adopción de esta tecnología lleva parejo una serie de ventajas importantes y que serán casi irrenunciables en el futuro, tales como:

  1. Ubicuidad: Permitiendo la comunicación en tiempo real en cualquier momento y en cualquier lugar. De hecho, otro reciente estudio realizado por Veeam Iberia pone sobre la mesa lo que será ya una realidad en los próximos años conocida bajo el nombre de Always-On Business o empresa permanentemente activa, al señalar que en 2015, la demanda de inmediatez se va a acelerar, viéndose incrementada a medida que progrese la innovación en los dispositivos y continúe la implantación y proliferación de redes de mayor velocidad. Precisamente pronto nos iremos olvidando de expresiones como “ir a trabajar” ya que la tendencia señala  que cada vez más serán los que atiendan sus asuntos de trabajo de forma deslocalizada, apoyándose en tecnologías móviles que eliminan la necesidad de desplazamiento.
  2. Flexibilidad: Las tecnologías móviles ayudan a adaptar los contenidos a la persona o a la organización, en cuanto a sus gustos, edad, necesidades u otras características, lo que ocasionalmente supone un cambio en la concepción de determinados productos o servicios.
  3. Conectividad: Permite la relación potencial con un número ilimitado de personas y organizaciones situadas en cualquier punto del mundo. Esta posibilidad facilita aumentar el valor de los servicios.
  4. Agilidad: Acorta de forma decisiva los tiempo de trabajo y de respuesta.

Pero las posibilidades de transformación de la realidad económica y social aportadas por las tecnologías móviles son múltiples, sobre todo porque tienden a promover tanto la innovación como el cambio en las organizaciones, aumentando, con ello, la calidad de los productos y servicios.

Es difícil, por tanto, tratar de impedir el avance de una realidad que ya está marcha con impactos potencialmente favorables, pero aún también no exenta de barreras como las económicas o culturales y aquellas relativas a las infraestructuras, ya que la limitación de las mismas puede  ralentizar la puesta en marcha de determinados desarrollos basados en la movilidad.  Por no hablar de la seguridad que todavía aún sigue levantando recelos y desconfianza en este tipo de soluciones.

En cualquier caso, pese a que  las empresas encuadrarán la gestión de movilidad empresarial dentro de una estrategia de entorno de trabajo, la tendencia señala a que cada vez más se incorpore la movilidad en todos los puntos finales y aplicaciones que se utilicen en las organizaciones “con el objetivo crucial de dar a los empleados acceso a las herramientas y datos que necesiten, donde quiera que estén y con cualquier dispositivo que tengan enfrente suyo”.

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*