Quédate con estas siglas: NFC

NFC

Las siglas NFC hacen referencia a aquella tecnología que se sustenta en la comunicación inalambrica de corto alcance y que permite la transmisión de datos de forma segura.

Es la llamada tarjeta del futuro pero pocos aún saben de sus bondades. En realidad lleva funcionando hace poco más de once años en el mercado, según señalan los expertos, pero es ahora, con la eclosión de los dispositivos móviles, cuando empieza a sonar con fuerza estas siglas que serán sin duda muy habituales en nuestro futuro más próximo.

NFC, o lo que es lo mismo Near field communication, comunicación de campo cercano, es aquella tecnología que se sustenta en la comunicación inalámbrica de corto alcance y que permite la transmisión de datos de forma segura integrada fundamentalmente en smartphones y tablets.

Para muchos es el hijo listo de Bluetooth, pero en realidad se trata de una tecnología que ya está empezando a cambiar los hábitos de los ciudadanos y por ende de las empresas. De hecho pronto dejará de ser un problema olvidarse la cartera en casa, si se tiene a mano un móvil. Precisamente su utilizacion como medio de  pago, prescindiendo así de la tarjeta de crédito, es uno de sus usos más conocidos.

El desconocimiento y, sobre todo, las dudas de seguridad, junto al hecho de que la velocidad aún no permite transferir archivos muy grandes, están siendo obstáculos para su implantación pese a que la tecnología NFC ha llegado para quedarse y formar parte de nuestras vidas. Guardar las entradas de un evento, una tarjeta de embarque, transferir fotos o ser el medio para la identificación de personas son ya algunos de los usos más comunes.

La última aplicación ha venido de la mano del nuevo DNI electrónico, llamado también DNI 3.0pero tanto las operadoras de telecomunicaciónes, como investigadores y fabricantes ya están empleando esta tecnología que viene ineludiblemente para hacernos la vida más fácil  en campos como la electrónica de consumo, la salud, fidelización del cliente o los transportes, donde el propio móvil es ya el billete de acceso para entrar en el tren o coger el metro y lo será aún más cuando se extienda el pago móvil.

Entre sus bondades destaca su  simplicidad, ya que se trata de una tecnología que se implanta gracias a un pequeño chip que hace posible el milagro y la eficiencia, porque otorga celeridad en las operaciones con el cliente, pero también da la oportunidad al consumidor de cangear cupones, tarjetas de regalo o acceder al código QR para obtener rápidamente el portafolios de servicios de la empresa. Todo ello fácil y sin complicaciones ahorrando tiempo y esfuerzo. 

Google Wallet es un ejemplo de los usos de esta tecnología, pero también bajo el programa de sellos postales personalizados de Correos, se ha creado el primer sello postal del mundo equipado con la tecnología NFC y hasta una empresa de venta textil de Granada ha incorporado este tipo de tecnología a una cortina que al ser tocada con un smartphone narra un cuento infantil.

De momento y lejos de ser una fiebre pasajera, lo que sí se puede decir es que la tecnología NFC avanza a paso lento pero seguro y frente a países como Japón o Estados Unidos donde ya es posible pagar con este sistema en varios comercios , en España queda aún mucho camino por recorrer, ya que haría falta que al menos el 30 por ciento de los establecimientos tuvieran terminales que permitan la comunicación entre dispositivos. Poco a poco…

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*