La tecnología como garante del nuevo negocio digital

tecnología

La Economía de las conexiones hace referencia, por tanto, a diseñar una arquitectura de negocio digital que pueda soportarla y ello sin la tecnología adecuada parece cuanto menos imposible.

A medida que la digitalización crece cada vez se exige una mayor interacción entre cosas, personas y clientes y ello requiere tener los procesos plenamente integrados de tal manera que todas las operaciones que se hagan en su empresa sean accesibles por todos los miembros de la organización.

La consultora tecnológica Gartner habla ya de la importancia que tendrá la denominada ‘economía de las conexiones’ ya que será la base del nuevo modelo de negocio digital.

La Economía de las conexiones hace referencia, por tanto,  a diseñar una arquitectura de negocio digital que pueda soportarla y ello sin la tecnología adecuada parece cuanto menos imposible.

Hoy se busca la fluidez, automatización de las tareas y la digitalización de todos los departamentos con el apoyo de las tecnologías transformadoras que sean capaces de alcanzar altas cotas de eficiencia y eficacia a las empresas.

Como sostiene Betsy Burton, vicepresidenta y analista de Gartner.”El negocio digital requiere una arquitectura de organización que se adapte a la perfección a los agentes económicos en diferentes roles dependiendo del contexto, y pueda hacer frente al aumento exponencial de las interacciones que se van a dar entre cosas, personas y clientes”.

El negocio digital está cambiado las decisiones de inversión ya que en un futuro no muy lejano tendremos “decenas de miles de millones de cosas conectadas que unirán a miles de milones de personas con millones de negocios online” de tal forma que cualquier agente podrá tener ya varios roles. “Desde socio, cliente o competidor o ambas cosas a la vez”, lo que impondrá necesariamente empresas que deban adaptarse de forma urgente para soportar las conexiones dando respuestas rápidas y ágiles y sobre todo siendo más productivos en el ejercicio de sus cometido.

Algo que será imposible si las organizaciones siguen ancladas aún en el papel en detrimento de los llamados documentos inteligentes que peremiten, dentro de una solución adecuada, la gestión y optimización de sus procesos y una interconexión real de la propia información que se maneja tanto dentro como fuera de la propia organización.

¿Por dónde comenzar entonces? Parece obvio que buscar aquellas soluciones que logren la velocidad de respuesta necesaria es ya un buen comienzo sin apartar la vista del cliente que debe convertirse, necesariamente, en el centro de toda estrategia.

Publicado en Digitalización, Tendencias Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*