La sencillez y el bajo coste hacen que la nube pública gane enteros en las empresas

cloud computing

Frente a la modalidad privada que otorga más control, seguridad y rendimiento, los expertos pronostican un crecimiento del cloud público del 26 por ciento en los próximos cuatro años gracias a la sencillez y el bajo coste.

En general  el cloud en las empresas otorga  ofrecer servicios más competitivos en tiempo y costes. Pero hay matices… Para entendernos la nube pública hace referencia a una infraestructura que está disponible para el público en general o para un gran sector de la industria, y es controlada por una única organización que comercializa servicios a demanda, frente a la privada que, como su nombre indica, es dominada por una única empresa. Hablamos, por tanto,  de un recurso no compartido.

La realidad muestra que aunque el 35 por ciento de las empresas logran ya una madurez en estos servicios, en España todavía el entorno empresarial  sigue mirando de reojo a este tipo de soluciones pero las preferencias en el futuro apuntan claramente a la nube pública, cuyo crecimiento en los próximos 4 años, según la firma IDC, va a ser del 26 por ciento en las organizaciones.

Así el cloud público utiliza una capacidad de almacenamiento y ofrece servicios y aplicaciones que no son propiedad del propio negocio. Lo que hace de ésta modalidad una herramienta bastante seductora en las organizaciones a priori desde el punto de vista del bajo coste, al poder reducir las empresas sus presupuestos en informática ya que los servidores, por ejemplo, son virtuales y los aloja un tercero ahorrándose también todo lo referente a personal.

Además con el acicate del pago por uso se dice adiós a los compromisos a largo plazo, de tal manera que si no se está satisfecho se puede cancelar sin problema.

Frente a ello, la falta de control de los datos al estar estos en manos de un tercero frena la asunción de servicios cloud en la modalidad pública que sigue chocando con aspectos culturales de las organizaciones de cara a su desarrollo. De hecho, la dificultad al cambio de algunos CIO, tal y como señala IDC, hace que sean aún reacios a dejar sus datos y procesos de negocio en manos de terceros para evitar sufrir “algun tipo de incidencia que escape a su propia gestión”.

La pregunta entonces parece obvia ¿Cloud público o privado?

Para los expertos es sin duda el cloud privado el que ofrece una mayor seguridad, control y rendimiento.  Además con la nube privada “no es preciso preocuparse por la lentitud de acceso a las páginas que puede darse cuando se utiliza un servicio de nube pública”, como ya puso de manifiesto en un interesante estudio la firma Aerohive Networks, en el que se señalaba que “posiblemente la mayor crítica que pueda hacerse al cloud privado es que el cliente sigue teniendo que comprar, configurar y mantener el sistema o la infraestructura virtualizada” frente al usuario de un servicio de nube pública que evita dedicar un capital considerable a comprar “un sistema que con frecuencia tendrá que alojar internamente y, posteriormente, encargarse de su gestión a partir de ese momento”.

En cualquier caso existe una tercera via: la nube híbrida. Precisamente a medida que los datos corporativos crecen, las empresas reconocen la importancia del cloud computing para almacenarlos y gestionarlos pero tomando lo mejor de cada una de las modalidades antes citadas, es decir: almacenando datos críticos para su negocio en el cloud privado y aquellos otros, considerados menos críticos, en el cloud público.

Es más Gartner espera que en dos años el 75% de las compañías cuenten con un modelo híbrido que contemple soluciones cloud y otras más clásicas. Un formato que ayudará a las empresas a ser más flexibles y estar más preparadas para cubrir las necesidades de sus clientes.

La clave, como siempre estará en buscar el equilibrio entre la seguridad y los costes sabiendo que los datos están seguros y accesibles.

El debate está servido…

Tú eliges!

Publicado en cloud computing, Tendencias Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*