La facturación electrónica crece un 13 por ciento en las empresas permitiendo un ahorro de 519 millones de euros

DocQ (1)

El formato electrónico ha permitido el pasado año a las organizaciones un ahorro de 519 millones de euros ( 331 millones de euros en recepción de facturas y 188 millones en su emisión).

Las empresas españolas empiezan a apostar por la facturación electrónica y prueba de ello son los últimos y esperados datos del Estudio de Implantación de la Factura Electrónica en España realizado por SERES que evalúa su uso en las organizaciones. Lo números muestran la euforia en el sector y testan además un cambio en las pymes, ya que cada vez es más habitual el uso de la e-factura en detrimento del formato de papel. Así las cifras muestran que durante el primer semestre de 2014 las empresas españolas intercambiaron un total de 67.134.211 facturas electrónicas, lo que viene a ser un 13,6% más que en el mismo periodo del año anterior y un 16% más respecto a 2012 con un volumen de 56.000.000 de facturas electrónicas.

La seguridad y la eficiencia están en las razones de este crecimiento, pero sobre todo el importante ahorro de costes que supone a las empresas, ya que el formato electrónico ha permitido el pasado año a las organizaciones un ahorro de 519 millones de euros ( 331 millones de euros en recepción de facturas y 188 millones en su emisión).

Junto a ello el estudio también cifra que las empresas han dedicado 244.810 horas menos de trabajo en la recepción de facturas y 39.546 menos en la emisión.

Soluciones de facturación electrónica como la que contempla docQ Suite documental hacen posible de forma fácil y sencilla  por ejemplo acortar los ciclos de tramitación, incluido el cobro, reducir errores humanos o mejorar el servicio al cliente, con un notable efecto positivo sobre el medio ambiente.

De hecho, según el estudio las facturas electrónicas generadas en los seis primeros meses de 2014 evitaron una tala de más de 3.745 pinos.

Madrid y Cataluña siguen encabezando las ciudades que más uso hacen de la e-factura liderando de nuevo el  ranking por número de empresas usuarias y por volumen de documentos intercambiados.

Hay que añadir que el formato electrónico sigue teniendo especial impulso en las grandes empresas, ya que todavía las pymes se resisten al formato electrónico bien porque aún desconocen cuáles son las reglas particulares (tanto en contenido como en organización) que deben cumplir para que la factura sea aceptada, desconoce si su cliente o proveedor ya puede trabajar con e-factura, o por no tener identificado a un proveedor adecuado.

En cuanto a las áreas de actividad, el sector servicios ha aumentado su participación un 20,08% en la emisión y un 23,36% en la recepción, claramente influenciada por la cercanía de la entrada en vigor de la Ley 25/2013 que hace obligatorio su uso a partir del 15 de enero de 2015, en las transacciones con las Administraciones Públicas.

La factura electrónica se contempla ya como una tecnología imprescindible en las políticas de mejora continua de las empresas y en los departamentos de fianzas y administración ya que el coste medio de una factura recibida es de 2,27 euros en formato electrónico frente a los 7,22 euros en papel. Por su parte, el coste medio de emisión de una factura es 1,64 euros en formato electrónico y de 4,45 euros en papel.

La Suite Documental docQuijote es ya la solución perfecta para gestionar toda su documentación de una forma eficaz, definitiva e inteligente al contemplar una serie de herramientas capaces de gestionar desde una sola pantalla toda la información y la documentación, física o electrónica de su empresa permitiendo desde la digitalización certificada, la firma biométrica o la implantación alertas para sus documentos.

No te quedes atrás, da un paso más y apuesta por la gestión documental inteligente

Publicado en Blog, Factura Electrónica Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*