Innovar en tu empresa es posible

innovación-docQuijote

La innovación es la mejor vía a plantearse para crear nuevos productos, servicios o mejorar los existentes./Fotolia

Una de las mejores acciones para mirar con firmeza el año que acaba de comenzar es buscar nuevas fórmulas para mejorar su negocio y en este sentido la innovación es la mejor vía a plantearse para crear nuevos productos, servicios o mejorar los existentes.

Innovar es relativamente sencillo tan sólo hay que tener claro los pasos a seguir como entender qué es lo que ocurre en su mercado; adaptar el negocio a su cliente; incorporar nuevas ideas a sus productos; trabajar en forma de proyectos o sencillamente impulsar el cambio en su empresa.

Hasta aquí la teoria, porque en la práctica la cosa se complica, ya que el proceso de innovar además de esfuerzo y perseverancia requiere de ‘Desing Thinking’. Un concepto  acuñado por la agencia Advertisethink que ha creado recientemente  una guía para animar a las organizaciones, y en especial a las pymes, para crecer y que se basa en focalizarse hacia las necesidades de sus clientes y sorprenderles. Para conseguirlo es fundamental tener una hoja de ruta clara:

  1. Análisis de la competencia y el mercado
  2. Establecer objetivos
  3. Definición del camino a seguir a 5 años vista
  4. Plan de acción anual para conseguir objetivos
  5. Medición de resultados

En base a ello, conviene, además, no perder de vista lo que viene para poder tener una visión real de la situación y conocer cuáles serán las tendencias tecnológicas del momento que en este 2016 pasan, según Samsung Electronics por cuatro aspectos claves:

  • Internet táctil o la ‘empatía inteligente’ Internet evolucionará más allá de conectar con los ojos y los oídos de las personas. Trabajando soluciones totalmente sensoriales, que sumadas a la innovación virtual, nternet también estimulará nuestro sentido del tacto.
  • Mundo “phydigital”: Las fronteras entre los entornos digitales y los físicos se están derribando, y los avances en tecnología de realidad virtual se elevarán hasta una nueva dimensión “phydigital”. Es decir, se espera ofrecer experiencias aún más cercanas al “mundo real” con la realidad virtual.
  • La evolución inteligente: Las casas adoptarán algún tipo de tecnología para el hogar inteligente en el próximo año, animados por nuevos y emocionantes productos y servicios que controlan el hogar utilizando el teléfono móvil del usuario. Además los expertos afirman que la innovación de las conexiones inteligentes a internet abarcará desde la casa al coche.
  • Cambio en la conciencia social: Los millennials demandan cada vez más que las empresas adapten sus procesos e incluso sus productos en línea con sus opiniones y necesidades, para crear una economía con mayor conciencia social. Se desarrollarán nuevos procesos y tecnologías más inteligentes para ayudar a las empresas a responder a este deseo de marcas con conciencia social.

Tampoco hay que dejar de lado introducir cambios en las prácticas y procedimientos de la empresa como se asegura en el Manual de Oslo, referente internacional en esta materia realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) junto con EUROSTAT. Precisamente en esta guia se señala que la innovación en la organización es uno de los principales tipos de innovación, junto a producto, marketing y proceso que debe acometer una empresa.Es decir que hay que aplicar, también, decisiones estratégicas con el propósito de mejorar los resultados mejorando la productividad o simplemente reduciendo los costes “de transaccion internos para clientes y proveedores”. Y en este apartado indica muy especialmente que la innovación se concreta mediante la adopción de nuevos programas o soluciones informáticas que como docQ Suite Documental recopilan y distribuyen la información en la organización de una forma eficiente ayudando a mejorar la productividad y la competitividad de las empresas.

Sustituir y ampliar equipos, vender algo nuevo con el método habitual o dejar de hacer algo obsoleto no son innovación pese que a menudo suelen despistar. Realmente “las organizaciones innovan cuando la fuerza de los motivos supera la resistencia de los obstáculos que las frenan”.

Así como reza en el manual de Oslo las condiciones para que una empresa acepte una novedad se centran en cinco:

  1. Que el efecto de la innovación tenga entidad. RELEVANCIA
  2. Que los beneficios potenciales sean sensiblemente superiores a los aportados por otras posibilidades disponibles en la empresa. VENTAJA
  3. MOVILIZACIÓN. Las actuaciones de quien vende o propone el cambio habrán creado un estado de oportunidad e inquietud en el cliente o decisor.
  4. La propuesta se ajusta a su negocio. ESPECIFICIDAD
  5. RIESGO CONTROLADO. Resulta suficientemente fácil tomar la decisión y ponerla en práctica con probabilidad elevada de alcanzar los objetivos previstos.

¡Suerte!

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*