El Big Data que viene

Big Data

Los datos seran la nueva moneda de cambio en las organizaciones ya que gracias a ellos las empresas pueden mejorar su estrategia de producto y la toma de decisiones.

Manejar y tener un control sobre aquella información que es interesante en la estrategia empresarial de cualquier organización será claramente en el futuro una ventaja competitiva. Hablamos del Big Data y las ventajas que pueden reportar a las organizaciones tales como conocer y descubrir las necesidades y mejoras en la empresa, facilitar la evaluación de los productos o mejorar sustancialmente la toma de decisiones, entre otras.

Sin embargo, probablemente estemos hablando del año 2015 como el año en el que las empresas empiezen ya a interiorizar el concepto y en este sentido la empresa Tinámica ha señalado cuáles son las tendencias en un campo que tendrá un papel protagónico en las organizaciones.

1. El Data Discovery proporcionará nuevos patrones de conducta de clientes y llegará a la Administración. Este concepto se refiere a “cruzar los datos internos empresariales con los datos externos de estadísticas públicas, instituciones, como el INE, Banco de España, Cámaras de Comercio, o de Asociaciones Empresariales”, para conocer mejor las conductas de los clientes.

2. Crecerá la demanda de soluciones que garanticen la Calidad del dato. Los Operadores de telecomunicaciones, las utilities y las empresas de energía, intensivas en clientes, son las que presentarán una mayor demanda de soluciones de seguridad.

3. Los datos en tiempo real serán un deber. El mercado exige a los directivos una toma de decisiones rápidas y con mayor grado de acierto. Ello requiere disponer de información de calidad y al momento, sobre todo en sectores que dependen de la meteorología, como la agricultura, la pesca o el ocio.

4. La integración de datos requerirá de soluciones de Master Data Management y Business Glossary. La crisis ha llevado a un incremento en el número de compañías que se asocian, integran, fusionan, compran o venden. Por ello, una rápida y segura integración de la información con soluciones de Master Data Management y Business Glossary hará que se aceleren estos procesos y, por tanto, las sinergias serán tangibles desde el primer momento al poder tomar decisiones como si de una sola entidad se tratara.

5. La simulación y la analítica avanzada ayudará a acercarse al cliente. Se va hacia una personalización de la algorítmica,  huyendo de la tradicional estadística que busca medias, muestras y segmentaciones.

6. La seguridad se complementará con Data Masking. Una mayor cantidad de datos y el uso y consumo de los mismos conlleva riesgos de acceso a información confidencial o personal que puede ser valiosa o delicada. Esto hace que se incremente el tráfico ilegal de la misma, por lo que las medidas de seguridad, en cuanto al acceso de la información, también se incrementarán. Técnicas de Data Masking permitirán enmascarar los datos para proporcionar un acceso público a los mismos que mantenga la confidencialidad de las partes más vulnerables, tal y como explican desde Tinámica.

7. Los datos en cloud continuarán el alza. La interoperatividad entre dispositivos y la creciente necesidad de compartir datos entre los mismos hace que el almacenamiento tenga que ser compartido. Los fabricantes de soluciones están ya migrando parte de sus antiguas tecnologías a entornos cloud donde la barrera de entrada es menor, se paga solo por uso y la dependencia de terceros e integradores se reduce.

8. El Business Intelligence se hace personal. Hay una tendencia cada vez mayor a democratizar en las grandes compañías el acceso a la tecnología de business intelligence con una menor dependencia de las aéreas de tecnología, gracias a soluciones que proporcionan empresas como Clikview, Tableau o Microsoft, más sencillas.

9. El análisis de las variables meteorológicas será más preciso. La meteorología influye sobre manera en el comportamiento humano y en la toma de decisiones, así como en las variables asociadas tanto a la oferta como a la demanda. La mayor precisión en el análisis de las mismas permitirá gestionar aún mejor el surtido en el caso de los retailers o integrar mejor los procesos de aprovisionamiento en el caso de los alimentos perecederos.

10. La gestión de la información Machine to Machine o del Internet de las Cosas será una realidad. El sector del automóvil, por ejemplo, está siendo pionero en incorporar la interconectividad entre vehículos y concesionarios para que se puedan detectar averías en tiempo real e, incluso, actualizar online el software y la navegación del vehículo. En esta misma línea, los fabricantes de electrodomésticos, de accesorios deportivos o ropa desarrollarán dispositivos que se van a conectar con el usuario a través de su teléfono móvil. Todo ello, va a suponer una revolución por parte de las compañías que se verán en la necesidad de gestionar toda esta ingente cantidad de información.

Parece, por tanto, evidente que uso del Big Data en las empresas está creciendo exponencialmente ya que permite no solo conocer a los usuarios y ofrecerles exactamente lo que demandan, sino también crear modelos predictivos que les ayuden a prevenir situaciones negativas. De hecho en los últimos 10 años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad y las conexiones a Internet desde dispositivos móviles llegarán a los 10.200 millones en 2018. Esta realidad está haciendo que los datos sean la nueva moneda de cambkio en las organizaciones y que, gracias a ellos, las empresas puedan mejorar su estrategia de producto y toma de decisiones.

No lo dudes más, procesa cuanto antes la información de tu empresa.

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*