Conviértete en un líder digital y mejora tus resultados

binary-503583_1280_opt

La capacidad para adaptarse a las cantidad de transformaciones tecnológicas con agilidad debe estar ya en el ADN de muchas organizaciones.

La fórmula es bien sencillita: “Existe una clara diferenciación entre las organizaciones que están aprovechando el potencial de las tecnologías digitales colocando la infraestructura de TI en el centro de su empresa y las que utilizan las TI simplemente para mantener las operaciones” . La realidad es que cuanto más avanzados son los índices de adopción digital, mejores son los resultados empresariales. Pero ¿cómo llegar a ser un líder digital?

Precisamente en el estudio realizado en este mismo año por Coleman Parkes Research a través de 1.206 entrevistas con ejecutivos responsables de decisiones de TI y línea de negocio de empresas de más de 1.000 empleados, se responde a esta pregunta señalando hasta cuatro aspectos claves a tener en consideración:

  • Convierta a las TI en el centro de la empresa: Las organizaciones líderes saben que las TI constituyen un diferenciador, por lo que cuentan con los directores de la organización de TI para ayudar a mejorar la empresa.
  • Mejore continuamente: Los líderes digitales no se duermen en sus laureles. Cuentan con el cambio y buscan continuamente formas de mejorar, incluso cuando sobresalen en su ámbito.
  • Construya una estrecha colaboración entre la organización de TI y la línea de negocio: En las organizaciones líderes, los directores informáticos y de línea de negocio están al mismo nivel, con esfuerzos de colaboración para alcanzar los objetivos de la empresa.
  • Multiplique la inversión en TI, infraestructura y tecnología: Los líderes digitales mantienen el ritmo marcado por los cambios invirtiendo en la infraestructura en la que descansa la tecnología que necesitan para impulsar los resultados empresariales.

La realidad es cambiante y la tecnología hoy más que nunca representa un valor claramente diferenciador en las empresas. La capacidad para adaptarse a las cantidad de transformaciones con agilidad debe estar ya en el ADN de muchas organizaciones. La eficiencia en este sentido pasa por tener una gestión documental en su empresa acorde a los tiempos que corren.

El papel está ya fuera de juego en las organizaciones del siglo XXI y en este sentido, uno de  los principales impactos de la llamada Economía Digital es la progresiva aceleración de los procesos de negocio, lo que llevará necesariamente a su automatización.

Si hay algo que logra la tecnología hoy con gran acierto es ordenar el caos de documentación dispersa para mejorar los procesos internos de las organizaciones, pero también los externos, dando al cliente respuestas más rápidas consiguiendo, con ello, altos niveles de productividad y eficiencia.

Por ello, un líder digital no puede seguir viendo en el papel a uno de los soportes principales de sus acciones, debiendo identificar las herramientas adecuadas al objeto de recopilar, visualizar, analizar, almacenar y compartir los datos y la información de la empresa con la rápidez, seguridad y eficacia que se imponen necesariamente en estos días.

Las empresas que quieran mantenerse a la cabeza en este tipo de entorno necesitan, por tanto, toda la ayuda que puedan conseguir para acelerar y coger incluso más velocidad en un escenario claramente cambiante, sin olvidarse además de la rentabilidad y en docQ ayudamos a las organizaciones a conseguirlo.

Publicado en Blog, Gestion documental, Tendencias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*