Cómo ser altamente efectivo. Siete hábitos que te harán imprescindible

Efectividad

Las organizaciones constituidas por trabajadores efectivos son aquellas que logran altas cotas de competitividad al seleccionar proactivamente su rumbo estratégico consiguiendo resultados. Foto: Pixabay

Ya lo decía Aristóteles: “Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”. Si esto lo aplicamos al mundo de la empresa, parece evidente que para tener organizaciones altamente efectivas hay que contar con trabajadores productivos. ¿Cómo se consigue? Para Stephen R. Covey es bastante más fácil de lo que creemos, al identificar cuáles son esas características que deben de reunir aquellas personas consideradas eficientes, es decir: las que logran sus metas empleando la menor cantidad de recursos.

En total siete atributos recogidos en un libro que ya va por su quinta edición, con más de 25 millones de ejemplares vendidos, y que constituye una referencia  para aquellas organizaciones, pero también para las personas que buscan el éxito.

Veamos punto por punto:

En primer lugar, hay que ser proactivo. Hablamos de individuos que asumen el pleno control de su conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces. En general ser proactivo permite alcanzar los objetivos propuestos. Covey recalca que tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. “Si lo pensamos bien nuestra naturaleza básica consiste en actuar, no en que se actué sobre nosotros”. Eso permite elegir las respuestas en función a nuestras circunstancias, y algo muy importante: permite poder crear nuestras propias circunstancias. Por ello, es necesario que las organizaciones cuenten con personas que quieran tomar la iniciativa, reconociendo su responsabilidad con hacer que las cosas sucedan.

Comienza con un fin en la mente. Hay que tener muy claro adónde se esta yendo, de manera que se puede comprender mejor dónde se está y así dar los pasos en la dirección correcta. ¿Sencillo? Para nada… La realidad es que a veces es posible estar atareado, incluso muy atareado, sin ser efectivo perdiéndose en el camino en cuestiones claramente insustaciales. Hay necesariamente que definir cuál es la meta para enfocar nuestros esfuerzos a ello, sin distracción alguna.

 No le des más vueltas: primero lo primero. Diferenciar entre lo importante y lo urgente, that’s the question! A priori es fácil, pero es mucho más complicado de lo que creemos. Es un hecho que las personas efectivas son las que distinguen perfectamente entre un concepto y otro, de tal forma que ordenan su actividad en función en base a esos dos criterios. En el cuadro adjunto se aprecia cómo es el día a día de un individuo en cuanto a la administración de tiempo. Stephen R. Covey establece que las personas efectivas están alejados de los cuadrantes III y IV “porque, urgentes o no, no son importantes”. También reducen el cuadrante I, pasando más tiempo en el cuadrante II. Conclusión: el cuadrante II es el corazón de la administración personal efectiva. Tómate tu tiempo,  mira tranquilamente la imagen y reflexiona sobre cómo gestionas tu tiempo. Lo mismo hasta te sorprendes…

Siete hábitos efectivos

Piensa en ganar/ganar. Hay que trabajar pensando en que siempre hay una tercera alternativa. Para ello el autor nos da una sugerencia, entre otras muchas que se exponen en este libro de autoayuda que ya ha sido traducido a 38 idiomas: “Seleccione una relación específica en la que le gustaría desarrollar un acuerdo ganar/ganar. Trate de ponerse en el lugar de la otra persona, y ponga explícitamente por escrito de qué modo piensa usted que esa persona ve la solución. Después enumere, desde su propia perspectiva, qué resultados constituirían el «ganar» para usted. Aborde a la otra persona y pregúntele si ella está dispuesta a iniciar un proceso de comunicación y continuarlo hasta que lleguen a un punto de acuerdo y a una solución mutuamente beneficiosa”. Los resultados hablarán por sí mismos, ya que es el hábito que  “posibilita el logro de satisfacciones compartidas entre todas aquellas personas que participan en un proceso de negociación”.

Comprender primero, para ser entendido después. Piénsalo por un momento: Continuamente o estamos hablando o preparándonos para hablar. En cualquier conversación lo habitual es que procuremos ser comprendidos y la mayor parte de las personas no escuchan con la intención de comprender, sino para contestar.  Sin embargo, para lograr esa efectividad Covey señala que hay primero comprender  y diagnosticar antes de prescribir.

1+1 = 8,16. Establece sinergias. La frase la unión hace la fuerza refleja muy acertadamente lo que se puede llegar a conseguir estableciendo acuerdos con otros para lograr objetivos comunes. Y es mucho. “La sinergia está en todas partes en la naturaleza y es crucial en aquellas organizaciones que buscan la eficiencia y eficacia”. La sinergia significa que 1 + 1 puede ser igual a 8,16 o incluso 1600. Establecer lazos con otros produce soluciones mejores que cualquiera de las originalmente propuestas. Además  propician empresas altamente creativas, no te olvides.

Saca punta.  Hablamos del final del túnel y quizás el más complicado de todos los hábitos  ya que significa preservar y realzar el mayor bien que poseemos: nosotros mismos. Traducido: no sólo hay que cuidarse físicamente, sino espiritual, mentalmente y también social y emocionalmente. Es decir que el ejercicio, una buena nutrición, cultivar la empatia, leer,  tener clarificación de los valores y compromiso lograrán y sumarán en el camino.

Ahora que conviene tener perfectamente engrasada la maquinaria para el nuevo curso las organizaciones constituidas por este tipo de trabajadores son, sin duda, aquellas que logran altas cotas de competitividad al seleccionar proactivamente su rumbo estratégico, consiguiendo resultados y lo que es más importante: no perdiendo la capacidad de seguir produciéndolos. ¿Preparados?

Publicado en Blog, Tendencias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*