Claves para entender el nuevo mercado único digital. 16 puntos para la transformación

Mercado único digital

La UE asume la revolución sentando las bases de un mercado único digital donde se acelerará la introduccion de firma electrónica interoperable y se dará un nuevo impulso a la Administración Electrónica

Mejorar la cualificación de los profesionales para que éstos aprovechen las ventajas que ofrece la nueva sociedad digital, impulsar un nuevo plan de acción de  la Administración electrónica que reducirá la carga burocrática y ahorrará unos 5.000 millones de euros al año de aquí a 2017, acelerando la introducción de la contratación electrónica y de la firma electrónica interoperable, son tan sólo algunos de los cambios que están por venir en los próximos años en la Unión Europea.

El camino hacia una Europa más digital acaba de comenzar con el impulso de un documento que sienta ya las bases de un mercado único digital al recoger 16 puntos estratégicos para adaptar a todas las empresas y ciudadanos del marco europeo a la nueva realidad. Se trata de un plan detallado, que fue presentado el pasado 6 de mayo y que se estructura en base a tres pilares:

  1. Mejorar el acceso de los consumidores y las empresas a los bienes y servicios digitales en toda Europa
  2. Crear las condiciones adecuadas y garantizar la igualdad  para que las redes digitales y los servicios innovadores puedan prosperar
  3. Maximizar el potencial de crecimiento de la economía digital

La estrategia se enmarca en un ambicioso  y necesario programa de iniciativas dirigido a preparar a Europa para recoger los frutos del futuro digital y otorga a los ciudadanos y las empresas las libertades en línea para beneficiarse plenamente del enorme mercado interior europeo. Es, por tanto, de un “punto de partida, no la meta”, como declaró el propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

En este contexto, conviene recordar que casi la mitad de la población de la UE (el 47 %) no tiene las competencias digitales adecuadas; sin embargo, en un futuro próximo, el 90 % de los puestos de trabajo requerirán esas competencias en mayor o menor medida. Es por tanto la hora de ‘ponerse las pilas’ para ciudadanos, pero sobre todo también para las empresas y la Administración.

En este punto se contempla el impulso y el fortalecimiento de la Administración electrónica, pero también se instaura una iniciativa europea de libre flujo de datos, a fin de promover la libre circulación de éstos en la Unión Europea. Esta nueva iniciativa abordará, además, las restricciones para favorecer así la innovación.

Junto a ello la computación en la nube y su regularización  es objeto de la Comisión Europea. En 2013 los datos digitales almacenados en la nube eran el 20 por ciento y se prevé que en 2020 sea el 40 por ciento.

También se propiciará normas para facilitar el comercio electrónico transfronterizo, con aplicación  de las normas de protección de los consumidores.

Hay que añadir que el documento baraja la reducción de la carga administrativa a la que se enfrentan las empresas como consecuencia de diferentes regímenes del IVA: de modo que los vendedores de bienes físicos a otros países se beneficien del registro electrónico y el pago únicos, con un umbral común del IVA para ayudar a vender en línea a las pequeñas empresas de nueva creación.  La realidad es que las pequeñas empresas que quieren realizar transacciones en otro país de la UE se enfrentan a unos costes de conformidad en el caso del IVA de al menos 5. 000 euros anuales en cada país en el que quieran vender sus productos.

La Comisión Europea presentará una revisión ambiciosa de la normativa sobre telecomunicaciones de la UE y reforzará la confianza y la seguridad en los servicios digitales, en particular en relación con el tratamiento de datos personales.  Al 72 % de los usuarios de Internet en Europa les sigue preocupando aún que se les pida demasiados datos personales en línea.

El hecho de que ya 315 millones de europeos utilicen Internet cada día se antoja, por tanto,  razón más que suficiente para que Europa facilite y propicie el mercado único digital, ya que éste puede generar, según los datos de la UE, hasta 415 000 millones de euros de crecimiento adicional, cientos de miles de puestos de trabajo y una pujante sociedad del conocimiento.

Publicado en Blog, Digitalización, Tendencias Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*