Ciberseguridad, la asignatura pendiente

Ciberseguridad

La ciberseguridad se ha convertido ya en un área de negocio emergente. Solo en España, este subsector facturó más de 5.679 millones

Proteger la información de las organizaciones, el acceso, los usos, las modificaciones y hasta las destrucciones se está convirtiendo en uno de los caballos de batalla de las empresas españolas.

España cuenta con ya 31 millones de internautas, lo que supone una tasa de penetración de Internet del 65.5% respecto de la población nacional. Este dato sitúa a nuestro país en el puesto número 49 a nivel mundial en cuanto a tasa de penetración de los servicios de la sociedad de la información (correo electrónico, redes sociales, comercio electrónico…) lo que pone en evidencia, desde hace tiempo, la necesidad de tener un control de toda aquella información que tiene como soporte las TIC. Hablamos, por tanto, de ciberseguridad y define el conjunto de tecnologías, procesos, procedimientos y servicios encaminados a proteger los activos (físicos, lógicos o de servicios) de una persona, empresa u organismo.

Precisamente si hay algo que han hecho las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es facilitarnos la vida pero también, y con el tiempo y su desarrollo está propiciando una serie de riesgos que conviene gestionar ya que pueden causar impactos graves en las libertades y derechos individuales.

Pero desgracidamente uno de los últimos estudios elaborado por la firma CISCO  ya dejaba entrever lo complejo de tener hoy en día unos cauces de control dentro de las empresas en cuanto hablamos de protección de datos, ya que más de la mitad de los trabajadores consultados aseguraban que no forma parte de sus responsabilidad mantener a salvo los datos personales y corporativos dentro del entorno laboral. De hecho muy pocos son los profesionales conscientes de la amenzazas de  seguridad que pueden existir en cuanto a la manipulación de la información.

Detectar, prevenir y mitigar las amenazas del entorno electrónico, que en los últimos tiempos han transformado de manera drástica el mapa de riesgos de las Infraestructuras TIC, es imprescindible hoy en las empresas pese a que estas chocan, a menudo, con la falta de personal adecuado.

En este sentido, la ciberseguridad se ha convertido ya en un área de negocio emergente. Solo en España, este subsector facturó más de 5.679 millones, según Cluster Development y la consultora Gartner prevé que el gasto mundial en ciberseguridad alcance este año los 72.237 millones de dólares y estima que la cifra crecerá en torno al 10% en los próximos años.

Precisamente en el ámbito de la gestión documental se hace imprescindible tener sistemas que garanticen hoy más que nunca la confidencialidad de los datos, habilitando  filtros de acceso avanzados de tal forma que se tenga control de quién es el que puede acceder a los documentos de la empresa.

De hecho entre las ciberamenazas más comunes figura el ciberespionaje industrial: robo de información a empresas con el fin de acceder a su información más valiosa (propiedad intelectual, desarrollos tecnológicos, estrategias de actuación, bases de datos de clientes, etc.)

Además como clave dentro de la seguridad para hacer frente al miedo a la pérdida de archivos, las copias de seguridad (Backup) son necesarias para una excelente gestión de los documentos. Hay algunas soluciones que contemplan auditorias completas de las acciones de los usuarios como docQ, permitiendo, así, el mejor control de la manipulación de la información.

Recuerda que un sistema de gestión de seguridad de la información en tu empresa debería proteger la integridad, autenticidad, fiabilidad y disponibilidad de los activos de información, tanto digitales como físicos. El proceso de gestión de seguridad de la información debe ser, por tanto, sistemático, estar documentado y comunicarse a todos los miembros y partes interesadas de la organización. Todo esto y mucho más lo consigue  la primera suite documental del mercado docQ.

Publicado en Gestion documental, Tendencias Etiquetado con: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*